Ya ha terminado la Navidad y deseas volver a tu rutina como corredor. Tienes claro que quieres volver a ser runner pero no sabes de que manera hacerlo para que tu salud no corra riesgo y no lesionarte. Pues ta vamos a ofrecer 5 trucos que te ayudaran en tu regreso al running.

 1. Cambia tu dieta y pierde un poco de peso

Seguro que entre tanta comida y celebraciones navideñas has disfrutado de los manjares de estas festividades como el turrón o los polvorones, es normal, !están riquísimos! Pero si en tu caso has cogido algún que otro kilo de más es hora de cambiar los hábitos alimenticios y empezar a comer sano. Intenta realizar 5 comidas al día, añade a tu dieta fruta, verduras y legumbres y suprime los alimentos procesados así como el alcohol. Bebe 2 litros de agua mínimo al día y mantente activo evitando ser sedentario. La Nutrición deportiva también puede ser tu aliada en tu regreso al running, aportándote esa ayuda que necesitas en tus entrenamiento antes durante y después. 

Existen una gran variedad de productos que te pueden ayudar a potenciar, mejorar y recuperar a tu cuerpo de las actividades deportivas y a su vez a mejorar tu salud. Descubre los Suplementos deportivcos que favorecerán tus cualidades de corredor. 

2. Vuelve al entrenamiento poco a poco

No te pongas a correr como si nada hubiera pasado, antes de las fiestas navideñas ya eras corredor y tu cuerpo sabía adaptarse al esfuerzo, ahora lo tenemos que readaptar teniendo en cuenta el parón de estos días. No te preocupes, no empezaremos desde cero, el cuerpo tiene memoria y enseguida se pone a tono, pero no dejes pasar más tiempo. Vamos a ir despacio y evitaremos lesionarnos. Te proponemos que salgas a trotar muy suave 20-25 minutos (previo calentamiento) y que juzgues tú mismo como te encuentras. No te recomendamos que hagas series, fartlek o progresivos ya que te podrías lesionar si no le has dado tregua a tu cuerpo antes. Comienza con trotes suaves como te hemos comentado durante un par de semanas y luego empieza a incorporar entrenamientos específicos de fuerza y velocidad.

3. Mantente motivado: Créate una rutina

Sal a la misma hora cada vez y crea rituales como atarte las zapatillas, prepararte la ropa o dejar todo el material deportivo bien visible. Ponte carteles que se vean por la casa en los que ponga “Eres Runner y vas a correr”, escucha música mientras corres. Corre con música alegre. La música te evade y multiplica la sensación de bienestar que te produce correr. Déjate guiar por ella.

4. Queda con gente para correr

En ocasiones nos puede dar pereza o no apetecer salir a correr, sobretodo después de tantos días parados, por eso, el quedar con algún amigo o amiga a correr nos puede servir para calzarnos las zapatillas. Trotar mientras se mantiene una conversación es muy agradable y hace que se pasen los kilómetros volando. El running también es una manera de sociabilizarse. Puedes reclutar a tu propia gente o apuntarte a un club de atletismo para conocer a nuevos corredores.

5. Sé paciente y no te obsesiones

Tanto en el running como en otros deportes como el fitness, las adaptaciones al ejercicio no vienen de un día para otro. Es posible que no veas en tus entrenamientos grandes cambios al principio, pero los cambios, aunque no los notes ya han comenzado. Tus músculos están volviendo a despertar y tu capacidad física se está recuperando poco a poco. No tengas prisa y no te obsesiones. Si realmente estas enganchado a esto de correr, relájate y disfruta.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS