Lo que ocurre en tu cuerpo cuando estas sobreentrenado

Lo que ocurre en tu cuerpo cuando estas sobreentrenado

El sobreentrenamiento o “estar quemado por correr” se explica por una serie de cambios en el organismo provocados por un exceso de entrenamiento.

Antes vamos a ver qué señales nos lanza el cuerpo cuando  “va pasado de rosca” y necesita descansar.  Los síntomas de los que se suelen quejar los corredores son vagos e inespecíficos, pero muy típicos: sintomas del sobreentrenamiento.

Ahora bien, todo esto que ocurre cuando estas sobreentrenado ocurre por una serie de cambios fisiológicos, neuroendocrinos y bioquímicos que analizaremos a continuación.

Teoría del desequilibrio autonómico: El ser humano como animal que fue y del que todavía algo queda, se mueve entre la alerta y la tranquilidad, entre el reposo y la actividad y entre hacer la digestión y salir a cazar. Estos dos sistemas son el sistema simpático que es el de la caza, el de la alerta y el de la actividad que responde a la secreción de adrenalina y noradrenalina. El sistema parasimpático es el del descanso, el de la digestión y el de la tranquilidad. Con el entrenamiento se produce un desequilibrio entre ambos sistemas.

En condiciones normales al salir a correr, al entrenar, hay una secreción de adrenalina que nos pone en alerta. En fases iniciales de sobreentrenamiento se ve que  en situación basal de reposo se notan los efectos de la adrenalina porque somos incapaces de volver a la situación de descanso, y con el tiempo, en fases más avanzadas cuando el sobreentrenamiento progresa hace falta más estímulo para segregar la misma adrenalina. En definitiva, al principio hay mucha adrenalina en el cuerpo en reposo (pero también con el ejercicio) y luego nos volvemos “resistentes” a esta.

A nivel cerebral al estar sobreentrenados se acumula una serie de aminoácidos (fenilalanina, triptófano, y tirosina) y dopamina en el cerebro. El incremento de fenilalanina, tirosina, triptófano y dopamina en el cerebro inhibe la respuesta de la adrenalina.

A nivel muscular la liberación de mucha adrenalina con los entrenamientos, puede hacer que los músculos no respondan adecuadamente a la adrenalina, por eso con frecuencia se notan las piernas cansadas y pesadas.  

En definitiva hay un desequilibrio entre los sistemas de alerta (simpático) y de descanso o reposo (parasimpático) y según lo que predomine se habla de sobreentrenamiento simpático y parasimpático.

El sobreentrenamiento simpático es más frecuente que el parasimpático y el parasimpático al disminuir la frecuencia cardíaca en reposo nos puede hacer creer que estamos mejor entrenados cuando en realidad no es así.

 

Teoría del agotamiento del glucógeno: El glucógeno hepático y muscular es la principal fuente de energía para los esfuerzos de alta y moderada  intensidad. Cuando se han consumido las reservas de glucógeno, el atleta nota fatiga y cansancio y su rendimiento físico disminuye. Cuando se han agotado las reservas de glucógeno el organismo extrae energía de los aminoácidos ramificados o BCAA ( los aminoácidos forman las proteínas) y cuando se consumen aminoácidos ramificados (BCAA) para obtener energía, los niveles de BCAA disminuyen, y se produce fatiga a nivel cerebral. Según esta teoría, bastaría con incrementar el consumo de carbohidratos para evitar el sobreentrenamiento, pero eso no es suficiente para prevenirlo. 

Teoría de la fatiga central: Al consumirse todo el glucógeno muscular y hepático los aminoácidos ramificados (leucina, isoleucina y valina o también llamados BCAA) se trasforman en glucosa y la glucosa es aprovechada por el músculo. Al consumirse el glucógeno hepático y muscular se obtiene energía de las grasas, y para ello se libera gran cantidad de ácidos grasos libres para ser utilizados. 

Los ácidos grasos libres necesitan ir unidos a la albúmina por la sangre y otra sustancia, el triptófano., que también necesita unirse a la albúmina. Ambos, el triptófano y los ácidos grasos compiten por unirse a la albúmina para ir transportados por la sangre. Solamente el triptófano que no va unido a la albúmina es capaz de entrar en el cerebro, como los ácidos grasos están ocupando la albúmina, hay mucho triptófano no unido a la albúmina que entra en el cerebro. 

El triptófano además comparte la puerta de entrada al cerebro con los aminoácidos ramificados. Con el ejercicio intenso, en situación de sobreentrenamiento se han consumido los aminoácidos ramificados. Por eso entra más triptófano al cerebro (y el triptófano no tiene albúmina porque los ácidos grasos se la han quitado y entra en grandes cantidades al cerebro).

Al entrar en el cerebro, el triptófano se trasforma en serotonina y el incremento de serotonina en cerebro seria la responsable del cansancio y de la fatiga.

Este mecanismo complejo vendría apoyado por el hecho de que al dar fármacos que aumentan la serotonina en el cerebro se reduce el rendimiento deportivo y para probar esta teoría se ha visto cómo al suplementar a maratonianos con aminoácidos ramificados se conseguía que se vieran a si mismos con más energía y con mas claridad mental que los que no recibían ese suplemento. 

 

Teoría de la glutamina: La glutamina es un aminoácido que esta presente en los músculos y ayuda al equilibrio acido-base del organismo. Además hace que el sistema inmune funcione bien y participa en la formación de glucosa. Se ha visto que tras un esfuerzo importante, como una carrera de más de 2 horas o en sujetos con altas cargas de entrenamientos de intensidad hay menor cantidad de glutamina. El motivo del descenso de glutamina puede ser por un consumo bajo de glutamina o por un descenso de producción en unos músculos sobreentrenados. 

Sea como sea, el sistema inmune necesita la glutamina para funcionar adecuadamente. El descenso de glutamina interfiere negativamente en la función del sistema inmune y por eso  los corredores sobreentrenados son mas susceptibles de padecer infecciones respiratorias. Sin embargo, el suplemento de glutamina a los deportistas no ha demostrado mejorar la función del sistema inmunológico.  

 

Hipótesis de las citoquinas: Cuando hay un desequilibrio entre entrenamiento y recuperación, los músculos, articulaciones, ligamentos y tendones están sometidos a un estrés excesivo. El estrés excesivo sobre las estructuras músculo ligamentosas provoca una respuesta inflamatoria que libera sustancias como la interleucina 6 (IL6), Factor de necrosis tumoral alfa (TNF alfa) e interleucina 1B (Il-1B). Estas sustancias que se liberan con la inflamación tienen varios efectos: 

- A nivel de comportamiento, mental y psíquico: Con la inflamación se liberan Il-1B y el TNF alfa que entran en el cerebro provocando entre otros efectos, el descenso del apetito, la depresión, problemas de sueño o “sensación de fiebre”. 

- Sensación de piernas cansadas: En este estado inflamatorio, el TNF alfa interfiere en el transporte de glucosa a los músculos, y los músculos al quedarse sin glucosa provoca en las piernas esa molesta sensación de piernas pesadas y fatiga muscular. 

- Frena la acción de la testosterona: La inflamación masiva, las IL -1B, el TNF alfa y Il-6 frena la liberación de la testosterona. La testosterona es la hormona del apetito sexual y la que genera masa muscular. Por ese motivo, en sujetos sobreentrenados hay menor deseo sexual

- Baja la cantidad de glutamina en sangre: Como decíamos mas arriba, con el sobreentrenamiento hay menos glutamina en sangre. El ejercicio intenso y prolongado es un estimulo inflamatorio. Para que se produzca la reacción inflamatoria es necesaria la glutamina. En un cuerpo sobreentrenado esa inflamación generalizada consume glutamina y la glutamina es necesaria para: 

- Regenerar los depósitos de glucosa en el hígado 

- Favorecer la eliminación por el riñón  de las proteínas destruidas del músculo tras el ejercicio. 

- El sistema inmune funcione adecuadamente. 

El descenso de glutamina por tanto dificulta la formación de glucosa en el hígado y la eliminación de proteínas por el riñón. 

La inflamación en músculos, ligamentos, articulaciones y tendones libera por tanto unas sustancias que entran en el cerebro y provocan perdida de apetito, cansancio, problemas de sueño y fiebre. Además, la inflamación consume la glutamina y ese descenso de glutamina disminuye las reservas glucógeno contribuyendo así a la sensación de pesadez y falta de energía. 

 

Como vemos, los síntomas del sobreentrenamiento no se deben a un único factor. El agotamiento del glucógeno, el desequilibrio entre el sistema simpático y parasimpático, la entrada de triptófano en el cerebro, el estado proinflamatorio y el consumo de glutamina contribuyen entre todos a que aparezca esa sensación tan molesta y que al pasarnos con el entrenamiento disminuya tanto el rendimiento.  

 

¿ Te ha resultado útil para entender porque a veces estamos tan cansados? ¿Has comprendido la importancia del descanso? 

Sacado de Jeffrey B. Kreher, MD,*† and Jennifer B. Schwartz, MD. Overtraining Syndrome: A Practical Guide” http://sph.sagepub.com/content/4/2/128.short

turinabol uk are steroids illegal buy steroids online
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS