El ejercicio físico ayuda a superar el cáncer de mama

El ejercicio físico ayuda a superar el cáncer de mama

El ejercicio físico no solamente es seguro y factible para las mujeres en tratamiento de cáncer de mama, si no que también les mejora la calidad de vida y probablemente es un factor más que les ayuda a superar del todo la enfermedad.

El cáncer de mama es el cancer más frecuente en mujeres.  Los avances en diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama han permitido que, en términos generales, el 89% de las mujeres superen esta enfermedad (datos de la American Cancer Society) y el ejercicio físico es una medida que mejora la calidad de vida de las mujeres a las que se les ha diagnosticado la enfermedad.


El efecto protector del ejercicio físico en el cáncer de mama está demostrado. Son suficientes 150 minutos a la semana de ejercicio físico para reducir en un 25-30% la probabilidad de padecerlo en el futuro, pero una vez diagnosticado, practicar deporte físico también tiene sus ventajas.

¿Porque el ejercicio es importante e las mujeres diagnosticadas de  cáncer de mama?

Mejora el sistema inmune: Se ha visto  que en estadios avanzados de la enfermedad, en el cáncer recurrente y cuando hay metástasis hay una actividad proinflamatoria. En pacientes con cáncer que practicaban ejercicio físico, el ejercicio no ha demostrado modificar esa actividad proinflamatoria, pero sí se ha demostrado que en mujeres con cáncer de mama que practican Tai Chi hay una actividad inflamatoria y unos niveles de insulina con efectos positivos.

Controla el peso: El sobrepeso y la obesidad están relacionados con la aparición de cáncer de mama en las mujeres postmenopáusicas. El motivo es que la obesidad favorece una actividad inflamatoria, un estimulo estrogénico y un incremento de IGF1 que favorece la aparición del cáncer. La American Cancer Asociation recomienda a las mujeres con cáncer de mama mantenerse en un peso adecuado con dieta y ejercicio.

Regula el ciclo circadiano: Ya hay estudios que relacionan que las disrupciones en el ciclo circadiano favorecen la progresión del cáncer de mama.  El ejercicio físico regula el sueño y el ciclo vigilia-sueño, por eso, hipotéticamente la práctica de ejercicio físico ayudaría indirectamente a controlar el cáncer de mama. 



¿Qué efectos tiene el ejercicio físico en el cáncer de mama?

Casi el 90% de las mujeres con cáncer de mama  gracias a los avances terapéuticos y diagnósticos consiguen superar la enfermedad. No se trata solamente de ganar la batalla al cáncer, si no de superarla con calidad de vida. El ejercicio añade calidad de vida a las mujeres con cáncer de mama. 


- Ayuda a superar el cáncer de mama: Se ha visto que el ejercicio físico en pacientes con cáncer de mama, próstata y colorrectal tienen menos recurrencias y mayor supervivencia. En el caso concreto del cáncer de mama, la práctica de ejercicio físico después del diagnostico aumenta la probabilidad de superarlo en un 50% respecto a las mujeres que no hacían ejercicio.

- Efectos en la fatiga: La fatiga afecta al 95% de las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama, y éste es un síntoma que afecta muy negativamente a su calidad de vida. El ejercicio aeróbico reduce de forma efectiva la fatiga en pacientes con cáncer de mama que están en tratamiento con quimioterapia (revisión de la cochrane 2012).

- Mejora la depresión y la ansiedad: El diagnostico del cáncer de mama es un acontecimiento que se vive con temor y con ansiedad. En las pacientes que están recibiendo quimioterapia, bastan 90-120 minutos de actividad física moderada a la semana para reducir significativamente la depresión y la ansiedad asociadas al proceso.

- Mejora la calidad de vida: Las pacientes con cáncer de mama que practican ejercicio físico cuentan mayor calidad de vida en cuanto forma  física, actividad social y menor fatiga.


¿Cuándo se puede y cuándo no se puede practicar ejercicio físico una vez diagnosticado el cáncer de mama?

NO se  recomienda  practicar ejercicio físico en las mujeres con cáncer de mama en las siguientes situaciones:

- Postoperatorio: No se recomienda la actividad física en las 8 semanas posteriores a la cirugía

- Problemas de hombro o de brazos: El cáncer de mama, y sobre todo tras la cirugía, ocasiona problemas, dolores y molestias de hombro y brazo. En este caso se recomienda evitar los ejercicios de brazos, hombros y tronco

- Fatiga extrema, anemia y problemas cardiorespiratorios que impidan la práctica de ejercicio físico.

- Linfedema: Tradicionalmente se decía los ejercicios de hombro y brazos debían evitarse en aquellas mujeres a las que se les había extirpado los ganglios o que habían recibido radioterapia. Recientemente se ha visto que los ejercicios de hombros y brazos no repercuten negativamente en el linfedema.

Se recomienda la actividad física en mujeres diagnosticadas de cáncer de mama:

Como se ha visto anteriormente, el ejercicio físico, por sus beneficios está recomendado e indicado en mujeres diagnosticadas de cáncer de mama porque mejora su capacidad aeróbica, su  fuerza muscular, su  flexibilidad, su imagen corporal (les hace estar mas guapas) su calidad de vida, les ayuda a combatir la ansiedad que les genera el tratamiento, la posible recurrencia de la enfermedad y el mimso proceso de esta.

¿Qué ejercicios puede practicar una mujer con cáncer de mama?

No se pueden hacer recomendaciones generales en cuanto a ejercicio físico ya que  la edad, la condición física previa al diagnóstico y el estadío de la enfermedad hacen que haya una enorme variabilidad entre mujeres, lo que si podemos decir es que el ejercicio ha de estar en consonancia con la forma física de la mujer antes del diagnóstico.


Los ejercicios recomendados para las mujeres con cáncer de mama van desde actividades aeróbicas como caminar, clases dirigidas en gimnasio, step, aerobic, spinning o bicicleta a actividades mas estáticas como Pilates, Tai Chi o Yoga.

- Ejercicios Aeróbicos (clases dirigidas en gimnasio, running, caminar, bicicleta o  baile): En un estudio publicado en 2013 en la revista J Natl cáncer se comparó tres grupos de mujeres con cáncer de mama tratadas con quimioterapia. Un grupo de estas mujeres hacia ejercicio aeróbico estándar como  correr , 25-30 minutos por sesión, 3 sesiones a la semana. Otro grupo hacia ejercicio aeróbico extensivo como correr 3 veces a la semana 50-60 minutos por sesión y un tercer grupo hacia 25 a 30 minutos de ejercicio aerobico estándar de 25-30 minutos por sesión en  3 sesiones semanales combinado con ejercicios de gimnasio de 2 sets de 12 repeticiones. El estudio concluyó que las tres modalidades de ejercicio físico estándar, extensivo y estándar combinado con fuerza,  son seguras en mujeres en tratamiento con quimioterapia y que las mujeres que combinaron los ejercicios de fuerza con ejercicios aeróbicos como correr  tuvieron mejores resultados en cuanto fuerza muscular, calidad de vida y dolores físicos.

- Pilates: ha demostrado tener un efecto favorable en cuanto a disminución de fatiga y calidad de vida en mujeres con cáncer de mama.

- Tai Chi: Los ejercicios de Tai Chi han demostrado mejorar en 10-12 semanas la fatiga y la composición corporal, la memoria y la calidad de vida en mujeres que han superado el cáncer de mama.

La prueba de que el ejercicio físico es beneficioso y seguro  para las mujeres con cáncer de mama es que la American Cancer Society recomienda a las mujeres que han superado la enfermedad, realizar al menos 150 minutos semanales de ejercicio físico y además  recomienda además 2 sesiones de fuerza a la semana de 2 series de 12 repeticiones cada una para conseguir un peso y una composición corporal saludable.

¿Que efectos adversos puede tener el ejercicio físico en mujeres con cáncer de mama?

Los efectos adversos del ejercicio físico en mujeres con cáncer de mama descritos son los dolores musculares, mareos, dolores o molesias musculares, dificultad para respirar o linfedema.

Por tanto, podemos concluir que el ejercicio fisico no solamente  es seguro y factible para las mujeres con cáncer de mama en tratamiento, si no que les añade un beneficio psicológico,  mejora su calidad de vida y probablemente un factor más que les ayuda a superar del todo la enfermedad.



Martín Ferrando Mora. Medico, Runner y triatleta.

Extraido de “Exercise in patients doping with breast Cancer: an Overview” publicado en agosto de 2014 en World J Clin oncol.

steroide kaufen deutschland danabol
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS