La increible historia olímpica de Derek Redmond

La increible historia olímpica de Derek Redmond

Derek Redmond nunca ganó una medalla. Tampoco estableció ningún récord olímpico ni batió un record del mundo. Sin embargo, este atleta británico, ocupará un lugar en la memoria de los Juegos Olímpicos por haber protagonizado uno de los momentos más emocionantes de la historia olímpica de los últimos tiempos, al cruzar la meta en las semifinales de los 400 metros casi con una sola pierna.

Las lesiones fueron una constante en la carrera de Redmond, quien en Seúl 88, dos minutos antes del comienzo de la preliminar de los 400m, tuvo que retirarse. Después tuvo que ser operado en 5 ocasiones, incluyendo una intervención en el tendón de Aquiles, y con apenas cuatro meses de preparación, se presentó a los Juegos de Barcelona 92.

En el comienzo, todo marchó bien para el británico, logrando el mejor tiempo en la primera ronda y ganando la prueba de cuartos de final. Así, llegaba a semifinales, como uno de los candidatos para lograr el oro.

El día clave, Redmond se puso como líder, pero faltando 150 metros para acabar, el músculo del tendón derecho se desgarró y el británico cayó de rodillas en el suelo, inmóvil por el dolor. Un par de asistentes rápidamente se acercaron hacia él para auxiliarlo, y fue allí cuando Redmond decidió  terminar la carrera cojeando, valiendose casi de una sola pierna.

El estadio olímpico fue todo un clamor. "No lo estaba haciendo por la gente", diría Redmond después. "Lo estaba haciendo por mí. No importaba si la gente pensaba que yo era un tonto o un héroe, yo quería acabar  la carrera. Yo era el único que tenía que vivir con eso", completó.

Entre lágrimas, sin poder ocultar el dolor, Derek intentaba culminar el camino a la meta y hacía emocionar a las 65 mil personas que lo alentaban en el estadio y a otros millones que seguían la competición por televisión.

Jim Redmond, padre del corredor, había observado todo lo sucedido ubicado en una de las tribunas. También, al igual que el resto, enmudeció y se lamentó por un instante cuando vio a Derek despidiéndose nuevamente del sueño de ganar una medalla, pero rápidamente se olvidó de su pesar y saltó a la pista.

"Aquí estoy, hijo", le dijo Jim, tras eludir a los controles de seguridad que intentaron impedir que le acompañara. "Vamos a terminar juntos", agregó, ofreciéndole su brazo.

Pocos metros antes del final, Jim dejó de sostener a Derek, quien finalmente cruzó la línea solo y se reencontró con los brazos de su padre instantes después. "Estoy más orgulloso de él que si hubiera ganado la medalla de oro. Se necesita mucho coraje para hacer lo que hizo. Soy el padre más orgulloso en este momento", señaló Jim tras la carrera.

Derek Redmond dejó de competir profesionalmente a raíz de esta lesión sufrida en Barcelona. Sin embargo, su historia se seguirá contando como un ejemplo de valentía y superación, en el que el resultado final es apenas una anécdota.

Un cirujano le dijo que no podría volver a representar a su país como deportista. Pero no se rindió; aún menos lo haría su padre, que le animó a competir en otros deportes cuando el atletismo demostró ser una práctica imposible. Empezó a jugar a baloncesto, y se puede decir que no le fue nada mal. Llegó a jugar a nivel profesional y fue internacional con Gran Bretaña. Derek le mandó una foto firmada del equipo al doctor que dijo que nunca podría representar a su país de nuevo.

Por si esto supusiera poco reto para alguien cuya carrera deportiva parecía sentenciada, decidió entonces dedicar su esfuerzo al rugby, con la intención de formar parte de la selección británica para así lograr representar a su país en tres deportes distintos. Sin embargo, en última instancia se quedó fuera de la convocatoria. 

En la actualidad Derek cuenta ya con cuarenta y ocho años y se dedicar a dar charlas motivacionales, contagiando con su fuerza y emocionando con su historia a todo tipo de audiencias, desde trabajadores hasta estudiantes. Por supuesto su espíritu competitivo no ha decaído, y es paralelamente copropietario del equipo Splitlath Redmond de motociclismo, compitiendo en Manx TT, en el Gran Premio de Macao y en el Campeonato Mundial de Motociclismo de Resistencia.

 

boldenone ciclo steroidi sicuro anabolen pillen danabol HCG steroids
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS