Ganando el Ultra de Sierra Nevada y parió hace 8 meses. Entrevista a Consuelo Vizcaíno González

Ganando el Ultra de Sierra Nevada y parió hace 8 meses. Entrevista a Consuelo Vizcaíno González

Consuelo Vizcaíno González es un ejemplo de superación. Esta murciana de 32 años empezó a correr hace 10 años compitiendo en carreras de asfalto. Hace 8 meses nació su primera hija por cesárea, Claudia. El nacimiento de Claudia no sólo le cambió la vida como mujer si no que le cambió la vida como runner. Este cambio le hizo lanzarse a las carreras de montaña y la verdad, no le ha ido nada mal. El pasado 18 de julio ganó el Ultra de Sierra Nevada categoría minimalista, nada menos que 63 km con 3000 m de desnivel positivo y 2700 m de desnivel negativo y lo hizo en 14 horas 30 minutos. Calzada con Merrell minimalistas y sin renunciar a su condición de madre, aún sigue amamantando a su hija Claudia. Lo que más llama la atención es la naturalidad y discreción con la que nos cuenta cómo ha compaginado el embarazo con el running. ¡Enhorabuena Consuelo! De verdad que sus palabras merecen la pena leerlas.

1. Consuelo, un ultra de 63 km no se prepara de la noche a la mañana, ¿tú seguías corriendo estando embarazada, verdad?

Durante el primer trimestre seguí corriendo unas dos o tres veces por semana, aunque he de decir que por aquella época no tenía tiempo para inscribirme en carreras. Además, al mes y medio de embarazo hice uno de mis mejores tiempos hasta la fecha, pero aún no sabía que estaba en estado.

 

2. En un artículo que publicamos hace poco (léelo aquí) explicamos que los cambios que ocurren en el cuerpo de una embarazada afectan a la biomecánica de carrera por el aumento de peso y cambio del centro de gravedad y a la función cardio respiratoria. ¿Qué te notabas? ¿Hasta qué momento del embarazo estuviste corriendo? ¿Cómo adaptabas el entrenamiento a tu embarazo? 

En el segundo trimestre ya empecé a notar un pequeño peso o sensaciones en mi útero y fui bajando la intensidad, nunca pasaba de 150 puls/min.  Además  por aquella época estaba impartiendo un curso de entrenamiento funcional con el Dr. Juan Carlos Colado Sánchez (profesor de CAF en la universidad de Valencia) y su mujer Tinoca Senra y les pedí consejo sobre qué tipo de ejercicio podía hacer y me dijeron: “tú eres una persona deportista y activa, si tu embarazo va bien y no tiene ninguna complicación puedes seguir corriendo o haciendo ejercicio físico hasta el final de la gestación,  controlando que  la frecuencia cardiaca este como máximo entre 140-150 puls/min siempre llevando una respiración buena y sin sensación de asfixia, además , cuando notes una sensación extraña por encima del pubis (esta sensación es característica del embarazo y a veces es como un leve dolor), baja la intensidad o deja de hacer ese ejercicio. Y así hice, seguí corriendo suave hasta casi el sexto mes y ya cuando me fui encontrando pesada bailaba, nadaba, hacía ejercicios en el agua y me pegaba largas caminatas con el agua por la cintura.

Nunca noté que cambiase mi centro de gravedad, la verdad, me encontraba muy ágil, más pesada, pero ágil, sobre todo si me comparaba con el resto de embarazadas,  nada que ver. 

Una de las cosas que solía hacer mientras realizaba cualquier ejercicio era la retroversión de cadera, me ayudaba a disminuir el aumento de hiperlordosis lumbar característico del embarazo y de esta manera nunca tuve dolores lumbares.

 

3. Corrías estando embarazada, ¿fue fácil? ¿Cómo lo viviste a nivel social? ¿Crees que la sociedad está preparada para ver una mujer embarazada corriendo? 

No fue fácil, nada fácil, sobre todo porque era primeriza y no sabía a lo que realmente me enfrentaba. Las mujeres me decían que estaba loca, que me arriesgaba mucho, pero yo me encontraba genial, además Claudia nació un día antes de la fecha máxima a la inducción.

Durante todo el embarazo note que quien me veía hacer ejercicio me miraba de una forma extraña, además a dos semanas de cumplir me encontraba en la playa jugando a las palas como si nada con mi pareja y un hombre que pasaba me gritó: “¡loca! ¡Que te pones de parto aquí mismo!” y la verdad en aquel momento no me hubiese importado para nada haberme puesto, pero no, Claudia se resistió.

 

4. Claudia nació por cesárea y 8 meses después has ganado un ultra de 63 km con 5700 m de desnivel acumulado, en uno de nuestras artículos sobre running postparto decimos que sí se puede correr tras el parto pero tú te lo tomaste muy en serio. ¿Cómo adaptaste los entrenamientos después de dar a luz?

A los dos meses después del parto yo no podía seguir parada, mi cuerpo me pedía empezar a moverme aunque no estada totalmente recuperada,  aún notaba molestias en mi abdomen, pero me apunté al gimnasio y empecé a realizar aeróbico en una elíptica con una pequeña faja que me ayudaba a sentir mi core mas sujeto. Además, intentaba no dar rebotes para no dañar mi suelo pélvico y conforme me fui encontrando más fuerte, fui añadiendo ejercicios  de fuerza y poco a poco la carrera, hasta que al quinto mes ya me note totalmente recuperada y me inscribía en las carreras populares de la zona. 

 

5. Aun así no has renunciado a una de las experiencias mas bonitas para una mujer que es la de amamantar tu hija. El pecho femenino si no está bien sujeto puede resultar incomodo y afectar a la biomecánica de carrera (lo que debes saber para sujetarte bien el pecho al correr). ¿Qué medidas tomas para compaginar la lactancia materna con los entrenamientos? El ultra de Sierra Nevada fueron más de 14 horas de competición, ¿cómo lo hiciste? ¿Te molestaba el pecho para correr? 

Para mí la lactancia no ha sido un obstáculo para seguir haciendo lo que me gusta, siempre antes de entrenar amamantaba a mi bebe. A partir del el quinto mes empecé con una ayuda nocturna de biberón porque Claudia se quedaba con ganas de mas y como ya ella come de todo y toma también algún biberón, pues para este ultra le di pecho justo antes de salir y a la llegada a la meta, además, me puse dos tops para una mayor sujeción en mis mamas. 

6. El nacimiento de Claudia, evidentemente, ha supuesto un cambio en tu vida como mujer, pero también como runner porque te has lanzado a las carreras de montaña y te estas atreviendo con el minimalista. ¿Por qué este cambio? ¿Se nota mucho el cambio del asfalto a la montaña? ¿Por qué minimalismo? ¿Qué diferencias encuentras entre correr con zapatillas a correr con sandalias o calzado minimalista?

La idea de cambiar al minimalismo surgió de mi hermano, ellos ya corrían con esta técnica y estaban contentos, así que me informé bien de las ventajas y decidí comenzar a correr con calzado de transición, y finalmente con unas Luna Sandals (sandalias minimalistas),  después del parto tenía que empezar de cero igualmente, por eso pensé que era el momento idóneo. La verdad que me está enganchando mucho esta técnica, sobre todo porque mis rodillas no se resienten en ningún momento, es un proceso lento pero estoy muy contenta, además mis marcas han mejorado. 

Lo de correr por montaña es como una cadena, una cosa lleva a la otra, te va picando el gusanillo runner y mi hermana “Leah runner” me inscribió por sorpresa en la locura del ultra de Sierra Nevada, jajajaja.

 

7. Creo que nos llenamos la boca diciendo que la mujer está plenamente incorporada en las carreras populares, y aunque cada vez sois más las mujeres que corréis aún los hombres superan en número ¿Crees que hombres y mujeres estáis en igualdad en este mundillo? ¿Qué dificultades encuentras como mujer dentro del deporte popular?

Sinceramente no, aún en el 2015 no está del todo bien visto que una mujer deje a su bebe o sus hijos para dedicarse a sus hobbies, añadido al sentimiento de culpa que tiene toda madre. La verdad que yo tengo la suerte de que mi pareja ejerce en todo momento su papel de padre y se siente con la misma responsabilidad que yo, eso ayuda mucho y no todas las mujeres pueden decir lo mismo. 

En el sentido de las carreras,  notas admiración por el resto de mujeres y eso te llena de orgullo y de fuerza, pero un pequeño detalle y simple como son las camisetas de la bolsa del corredor, no están nunca adaptadas ni al tallaje ni al cuerpo de la mujer y al final siempre acabas regalándolas. 

 

8. ¿Entrenas por sensaciones o tienes alguien que se haya atrevido a adaptar tus entrenamientos a tu embarazo, el post parto y tu lactancia?

Me gusta entrenar por sensaciones y por la percepción de esfuerzo, procuro escuchar a mi cuerpo y darlo todo cuando me encuentro al 100 x 100, los días que me encuentro agotada procuro descansar.

 

9. Ahora sé sincera, tienes mucho mérito, no es fácil ser madre y preparar un ultra de 63 km por montaña.  ¿Hay alguien a  quién agradecer el apoyo y la ayuda en como madre y como runner para poder con todo?

Pues en primer lugar a los dos amores de mi vida, a mi hija Claudia que me da las fuerzas para poder con todo y con más y a mi Manolo que me da siempre su apoyo incondicional y gracias a que tira de mi en muchas carreras consigo buenos tiempos.

Además también tengo que agradecerle a mi suegra y a mi madre que cuando pueden hacen de niñeras y por último a mi hermana Leah Runner y a mi hermano Tomás que son los culpables de hacerme montañera y minimalista

 

10. ¿Esto se acaba en el ultra? ¿Qué retos tienes en mente?

Esto empieza en el ultra, jajajaja, nada más terminar quieres más y más, de momento estoy tramitando el dorsal para el ultra Eurafricatrail el 24 de octubre, me gustaría correr las fortalezas en mayo y lo que surja.

 

11 Por ultimo, ¿qué consejos darías a las lectoras de www.berunnermyfriend.com que están empezando a correr? 

Pues sobre todo que nunca dejen de correr, no importa el nivel, ni tampoco la edad, nunca es tarde para marcarte tus propios retos y adentrarte en este mundillo que te da fuerza para seguir con tu día a día ,te ayuda a salir de la rutina y a sentirte feliz y a gusto con todo lo que te rodea. Igual parece demasiado fantástico, pero es así, busca un hueco como sea que se puede sacar y no pongas excusas de no tengo tiempo,  ese tiempo es para ti y te lo mereces. 

Un abrazo y mucha fuerza a todas aquellas mujeres que leen berunnermyfriend, ¡somos guerreras y nosotras podemos con todo!

Muchas gracias Consue, es todo un honor para www.berunnermyfriend.com que nos cuentes de primera mano cómo se compagina maternidad, lactancia, embarazo y postparto con la preparación de un ultramaraton de montaña de 63 km con 5700 metros de desnivel acumulado.

steroidi anabolizzanti