Guía básica para no convertirte en el típico “corredor paliza” 

Guía básica para no convertirte en el típico “corredor paliza” 

El running se incorpora a la vida del runner y esta se entremezcla con sus entrenamientos. Por eso correr también es una  forma más de interacción social, y como tal,  tiene personajes muy dispares, uno de ellos, muy habitual en este  mundillo, es el “corredor paliza”.

¿Qué es el corredor paliza?

El corredor paliza es el corredor que “da la paliza”, "el pesado", el que habla y habla y no dice nada y lo que dice no interesa a nadie. 

El runner cuando corre, a solas o en grupo,  va centrado en sus sensaciones, sus pensamientos, sus divagaciones mentales y en sus molestias. Cuando corre no las comparte, por eso, cuando deja de correr tiene el riesgo de convertirse en “paliza” o “pesado”. Esto ocurre básicamente por 2 hechos: haber estado centrado en las propias sensaciones y pensamientos sin compartirlas y estar bajo los efectos de un subidón endorfínico que le hace hablar. Bajo esta situación, el runner , cuando tiene la oportunidad de hablar, habla y habla hasta cansar al interlocutor sin filtro ninguno (o con un filtro con agujeros tan grandes que caben hasta sandias).

A continuación te damos las claves para no convertirte en el típico "corredor paliza":

1. El "corredor paliza" no respeta los entrenamientos de los demás: Hay tantos planes de entrenamiento como runners y tantas filosofías de entrenamiento como corredores. Si ves a alguien que entre serie y serie toma unos minutos de descanso, déjalo respirar. Ese descanso está tan medido como el tiempo al que deben de hacerse las series, por eso, no le entretengas más de la cuenta aunque lo veas detenido. El "corredor paliza" suele utilizar este tiempo de descanso para hablar de sí mismo y es difícil de interrumpir para empezar la siguiente serie. No te conviertas en uno de ellos y respeta el entrenamiento de los demás.

2. El "corredor paliza" centra la conversación en sus  dolores y molestias: Es frecuente ver cómo en el entrenamiento muchos corredores nos cuentan sus molestias y dolores. ¡No tío! Somos compañeros de entrenamiento, amigos o conocidos, no sé qué decirte de tus lesiones ni sé decirte lo que tienes que hacer. Está bien que te desahogues un poco conmigo contándome lo mal que te sientes por no ser el mismo que eras hace pocas semanas, pero si tan mal estás no vengas aquí a entrenar, reposa, adapta tu  entrenamiento a la lesión y mira ver que dice www.berunnermyfriend.com en su apartado de lesiones o acude al medico, podólogo o fisioterapeuta.

3. El "corredor paliza" vive del pasado: Somos corredores, miramos hacia delante ¿no?, pues hay corredores que viven toda su vida de lo que fueron en sus tiempos de juventud. Hay personas que hace décadas que hacían marcas envidiables y que ahora se debaten entre entrenar o quedarse en casa. Sólo comentan lo que llegaron a ser, lo mucho que entrenaban y los "tiempazos" que solían hacer en otra época. ¿Y que? ¡vamos hacia delante! ¿no? a por objetivos nuevos. No se puede pedir que pasada la quinta década de la vida se mantengan las mismas marcas que con 20 años, pero el corredor avanza, la explosividad de la juventud se torna madurez y la madurez es una herramienta para enfrentarse a distancias largas y menos explosivas. Más meritorios y más respetables que los que hicieron grandes marcas son aquellos corredores veteranos que no conciben vivir sin haber corrido toda su vida. Haber corrido toda la vida:  ¡eso si es interesante! Oír cómo era el running cuando se llamaba footing o jogging, cómo se ha avanzado en materiales y métodos de entrenamiento y cómo el running lejos de ser un fenómeno de masas antaño era un deporte al que sólo se atrevían unos pocos valientes.

4. El "corredor paliza" aconseja más de la cuenta: El corredor paliza tiene complejo de entrenador nacional de atletismo y lógicamente no siempre sabe de lo que habla.

        A. No te creas todo lo que leas en Internet: En Internet, y más en las redes sociales, hay mitos, bulos y fantasías diversas. Hablar es gratis y en Internet todavía más. El corredor paliza lee mucho en la red sin fijarse quién lo escribe y no contrasta la información. No hagas como el corredor paliza, fíjate en quien escribe y lee con sentido crítico. El corredor paliza predica lo que ha leído como si fueran dogmas de fe. La fisiología, la ciencia del entrenamiento, la biomecánica de carrera o las lesiones son temas tremendamente complejos que no se pueden resumir en “diez tips imprescindibles”. Aquí te damos una pista para reconocer al corredor paliza: pregúntale qué opina de los tipo de pisada y contrástalo con lo que dicen los podólogos (análisis y tipos de pisada).

        B. No te bases sólo en tu experiencia como corredor: El corredor paliza asume que lo que le pasa a él le ocurre a todos los corredores y se puede aplicar a todos los corredores. En el ámbito de entrenamiento, te sugiere que entrenes como él, en el ámbito de lesiones te dice eso de “ponte hielo porque a mi me pasó lo mismo y un amigo fisio me dijo que el hielo es bueno” te explica cómo se alimenta él para que hagas lo mismo y te da todo lujo de detalles de sus zapatillas, ropa y pulsómetro para que seas como el. Podrás reconocerlo porque te invita hacer lo que él hace porque a él le va muy bien. El corredor paliza no asume que haya otras formas de entrenar correctamente que no sea la suya. 

 

5. El "corredor paliza miente": El corredor paliza suele empezar cada carrera con el mismo discurso de “no he entrenado",  “voy con dolores”, "salgo de una lesión y no he podido entrenar”, “no tengo buenas sensaciones”, “no estoy en el pico de forma” y cuando dan el pistoletazo de salida se abre paso a codazos entre el resto de participantes y corre a ritmo de ciclista de élite pero sin bici. Él sabe que va a salir a por todas porque ha entrenado a conciencia pero es incapaz de reconocerlo por miedo al fracaso. El corredor paliza no sabe que si reconoce que ha entrenado al máximo esa carrera,  sus compañeros de equipo se alegrarán más de su éxito, porque ellos sí saben que el éxito es el fruto de un entrenamiento bien hecho y eso es motivo de celebración. Los corredores más paliza incluso mienten en sus marcas y alardean de tiempos que jamás han hecho o que han redondeado a la baja.

6. El corredor paliza no reconoce sus errores ni aprende de ellos: Cuando no consigue lo que se propone deposita la culpa en elementos ajenos a él. Si no consigue su objetivo pregona que la carrera estaba mal medida, o que el viento o la masificación de la gente le ha impedido obtener un buen resultado.

7. Cuando acaba una carrera comenta todo lo que le ha pasado kilómetro por kilómetro como si fuera el único que ha corrido: Y por supuesto lo que comenta nunca es en positivo. Cuando acabamos una carrera estamos todos muy cansados y todos tenemos ganas de hablar y de comentar. El corredor paliza tiene la habilidad de centrar la conversación en sí mismo y de comentar sólo aspectos negativos: “he ido con dolor desde el Km. 10", "me ha faltado agua desde el Km. 15", "me he vaciado a partir del Km. 18" y "no podía tirar más de su cuerpo”. Tenlo claro, eso son intimidades que al resto le resultan poco o nada interesantes. Si quieres no ser el "corredor paliza" sé positivo, comenta el buen ambiente de la carrera, el buen tiempo que hacía que hasta la lluvia que ha caído te ha venido bien para no pasar calor. Aporta algo de positividad proponiendo un buen sitio para ir a tomar las cervezas de la celebración.

8. El "corredor paliza" dice su marca aunque no le pregunten: Al terminar una carrera tiene por costumbre preguntar a todo el que ha terminado la marca que ha hecho y si la respuesta es un tiempo peor que el suyo suele soltar sin previo aviso (y sin piedad) el tiempo en el que ha llegado a meta. Esto que hace el "corredor paliza" te dice lo que realmente pasa por su cabeza: “¡vaya! yo he hecho mejor tiempo, qué pena no ser tan mediocre como tú”. Se tratan de marcas personales y cualquier objetivo es igual de importante para cada corredor, da igual el tiempo (la importancia de fijar una meta). Cuando acabes una carrera alégrate del triunfo del compañero no de que tu compañero haya terminado la carrera en más tiempo que tu. Eso te diferenciara del "corredor paliza".

9. El "corredor paliza" habla de running con gente que ni corre ni quiere correr: Sí, sí, y sí. Hay gente que ni corre ni correrá jamás porque no quiere, no le gusta o se aburre corriendo. ¡Déjalos en paz! y no les des la brasa con tus marcas, tus entrenamientos, tus avanzados conocimientos en fisiología o de lo bien que te sientes con el equilibrio del cosmos después de correr. Sé respetuoso e interésate por otras formas de realización personal (que las hay).

10. El "corredor paliza" no se reconoce en este post. No nos engañemos, todos somos un poco “corredores paliza” pero hemos de tratar de no serlo. Como runners que somos y con ansias por mejorar, la autocrítica y la capacidad de aprender de nuestros errores son herramientas para progresar como corredores y también en cualquier ámbito de la vida. Ese afán de mejorar nos debe llevar no solo a correr más, mejor y más rápido si no también a no ser “corredores paliza”.

 

Sin duda también existe la figura del “triatleta paliza” que va a las competiciones enfundado en traje de baño con una badana en el periné convencido de que la carrera es sólo el postre de un deporte más duro que el atletismo y reservado para semidioses,  porque que eso de combinar 3 disciplinas sí que es duro de verdad.  

 

¿Qué te parecen los "corredores palizas"? ¿Conoces a alguno? ¿Eres tú uno de ellos? 

Jose Aldo steroids buying legal steroids steroids pills esteroides anabolizantes steroide anabolisant
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS