¿Qué comer antes de correr?

¿Qué comer antes de correr?

Sin importar que se trate de un aficionado, un deportista habitual o un atleta de alta competición, que comer antes de correr es una de las dudas más frecuentes entre los que han adoptado la actividad física en su estilo de vida y buscan establecer una armonía entre la dieta y el entrenamiento, de manera que sea eficaz y provechosa.

A continuación encontrarás una serie de sugerencias y recomendaciones enfocadas a orientarte a conocer qué comer antes de correr.

Son muchas las opiniones que apoyan la regla generalizada que afirma: no realices ninguna actividad física con el estómago vacío, ya que esto puede desencadenar varias condiciones desfavorables.

Conocimientos básicos

Lo primero que debes saber es que no existe un “súper alimento” que se pueda presentar como una panacea, y que resuelva definitivamente el asunto. Para ofrecer una respuesta a esta cuestión, hay que tener en cuenta varias consideraciones y criterios.

Lo segundo que debes saber es que cada persona tiene características y particularidades que le distinguen de los demás, y esto es especialmente valedero en términos de requerimientos nutritivos y respuesta metabólica. Si eres de las personas que no tienen una certeza de cómo le responde su cuerpo, te sugerimos determinarlo para tener claro qué comer antes de correr.

Puedes hacer el siguiente experimento: cómete una merienda de tamaño mediana 90 minutos antes de correr; realiza tu carrera y ve cómo te sientes. Si todo sale bien, en la próxima sesión, toma de nuevo una merienda de la misma proporción, pero esta vez, adelanta el tiempo unos 15 o 20 minutos. Si te sigues sintiendo bien, vuelve a probar adelantando nuevamente el tiempo 15 minutos. De este modo puedes determinar el periodo de tiempo óptimo entre la ingesta de alimentos y la carrera.

 

Demanda energética

Por supuesto que la demanda energética va a depender de la intensidad del entrenamiento que se tiene planificado ejecutar; por lo tanto, el organismo va a requerir de más combustible cuando se vaya a correr con mayor intensidad. Esto es aplicable para todos, pero especialmente para las personas que se encuentran en un nivel de entrenamiento avanzado y competidores de alto nivel.

Si eres de los que entrena sin una meta de exigencia elevada o porque deseas mantener un estilo de vida saludable, entonces es probable que no haya diferencias tan marcadas en tu línea de entrenamiento, lo cual implica que tampoco habrá grandes alteraciones en tus requerimientos energéticos.

El abastecimiento de combustible durante el entrenamiento es vital para un desempeño óptimo; el principal combustible son los carbohidratos, los cuales se almacenan en los músculos y en el hígado como glucógeno, de donde el cuerpo obtiene la energía. Sin embargo, el cuerpo sólo es capaz de almacenar una cantidad relativamente pequeña de carbohidratos, razón por la que es tan importante mantener en un nivel equilibrado. Por lo tanto, en carreras largas será necesario alimentarnos durante la misma.

 

Evaluar el tiempo

Una de los aspectos que requiere ser determinado para saber qué comer antes de correr, es la disponibilidad de tiempo. Si en tu rutina diaria tienes pautadas horas para comer, tu momento de entrenar se ajusta a eso. Pero, si por ejemplo, tienes una carrera que está pautada a una hora determinada, entonces la comida es la que deber ser ajustada. De este modo se abren ciertos lapsos de tiempo a evaluar.

En el caso de que dispongas de 2 a 4 horas antes de correr, entonces tienes tiempo para tener un ciclo digestivo completo, por lo que puedes ingerir una comida fuerte, cargada de carbohidratos, sin ningún problema. La comida debería ser fácilmente digerible.

En el caso que sólo tienes tiempo para desayunar, se recomienda que en la cena anterior, tomes una comida completa y que en la mañana complementes con:

  • Tostadas

  • Cereales como la avena

  • Frutos secos

  • Zumo de fruta o un batido de frutas natural.

Siguiendo estas recomendaciones acerca de qué comer antes de correr, seguramente tendrás una carrera sin inconvenientes, a la vez que tu cuerpo va a contar con el combustible necesario para tener el rendimiento que esperas.

Una vez terminada finalizado el entrenamiento o la competición es también importante alimentarse correctamente para recuperar toda la energía consumida. En este caso hay que recuperar las reservas de glucógeno y a ser posible ingerir cierta cantidad de proteínas.