Rinde al máximo comiendo bien. Qué comer antes durante y después de hacer deporte

Rinde al máximo comiendo bien. Qué comer antes durante y después de hacer deporte

La nutrición y el deporte siempre se han llevado de la mano, y el desempeño que tengas en los deportes dependerá en gran medida de lo que comas.


Las personas que realizan alguna clase de deporte o cualquier otra clase de ejercicio físico con frecuencia, deben mantener una dieta sana y equilibrada que pueda garantizarles una cantidad de nutrientes apropiada. La energía que nuestro cuerpo necesita para realizar funciones básicas como cualquier otro tipo de actividad física, proviene de las calorías que se obtienen durante los procesos digestivos de los alimentos que consumimos.Sin embargo, el gasto energético que ocurre cuando realizamos ejercicios es mucho mayor que el que realizamos cuando nuestro cuerpo se encuentra en reposo.

Cuando realizamos deportes, el cuerpo necesitará más energía y quemará mayores cantidades de calorías durante un lapso de tiempo menor al normal, razón por la que una buena alimentación es importante si deseamos mantener nuestro rendimiento físico óptimo.

Por Nutrición Sin Más

 

¿Qué alimentos se deben consumir antes, durante y después de practicar ejercicio para no reducir el rendimiento?

Los alimentos que comemos antes de empezar alguna sesión de entrenamiento, juegan un papel importante en el rendimiento físico.

Es una necesidad consumir una cantidad abundante de carbohidratos para aumentar el glucógeno en los músculos, cierta clase de proteínas para disminuir las molestias musculares que aparecen después de realizar ejercicios, muy poca grasa y fibra para garantizar una digestión óptima.

Con el fin de garantizar una provisión suficiente de energía que te permita realizar las actividades físicas, la ingesta de alimentos debe suceder de una a tres horas antes de realizar los ejercicios.

Siempre bebe agua para hidratarte.

Si tienes planeado un ejercicio intenso, como por ejemplo una competencia, intenta seguir una dieta rica en carbohidratos unos días antes del evento. Esto te permitirá incrementar el glucógeno en los músculos, el cual se convierte fácilmente en glucosa que puede ser utilizada como combustible de reserva durante la realización de la actividad física.

La recuperación del líquido que se pierde a través de la sudoración es muy importante para mantener el rendimiento cuando retomamos el ejercicio.
Tanto el agua como cualquier otra clase de bebida deportiva serán excelentes opciones.

Si sientes hambre, puedes comer aperitivos bajos en grasas y con proteínas.

Consumir alimentos después de realizar alguna actividad física, tiene la misma importancia que su consumo antes de realizarla.El cuerpo necesita recuperar los líquidos perdidos, reponer los depósitos de glucógeno utilizados durante la actividad física y reparar los tejidos que hubiesen resultado dañados. Consume alimentos ricos en carbohidratos y proteínas, también consume muchos líquidos para rehidratarte.

Nota: el desayuno es fundamental en la vida de un deportista, y es una de las claves para lograr un rendimiento físico óptimo durante el resto de la jornada. Estamos hablando de la primera comida que consumimos en el día, y será la que tenga la responsabilidad de reponer el glucógeno que hemos perdido durante la noche antes de dormir.



Nutrientes imprescindibles para un rendimiento máximo

Tal como hemos mencionado anteriormente, los carbohidratos son uno de los más importantes nutrientes cuando realizamos actividades físicas, y mucho más cuando estas son intensas.

Gracias a los carbohidratos, disponemos de un depósito extra de energía que funciona como combustible cuando realizamos ejercicios físicos.
Otro nutriente de mucha importancia es la proteína.

A nivel deportivo, la proteína es necesaria para la reparación y restablecimiento de los músculos después de una sesión de entrenamiento y para garantizar que los músculos obtienen la cantidad requerida de aminoácidos durante el ejercicio.

Las vitaminas y minerales ayudan a desbloquear la energía almacenada en los alimentos y la pone a disposición para ser usada como combustible.
Algunas grasas, como las grasas omega 3 y las grasas monoinsaturadas, son grasas saludables que brindan energía y ácidos grasos esenciales para el funcionamiento óptimo de nuestro cuerpo.

Por último pero no menos importante, el agua es elemento que nos permite mantener refrigerado a nuestro cuerpo junto con la sudoración y la eliminación de toxinas a través de la orina. Al realizar ejercicios intensos, puedes perder una cantidad importante de líquidos y el organismo necesita recuperarlos (rehidratación) para poder seguir funcionado de forma correcta.

 

Mantener un rendimiento físico saludable y elevado no es solo una cuestión de práctica y entrenamiento. Una nutrición e hidratación adecuada son importantes si nuestra meta es la maximización de nuestros resultados al realizar deportes.