8 alimentos que todo corredor debería incluir en su desayuno

8 alimentos que todo corredor debería incluir en su desayuno

El rendimiento de tu cuerpo y de tu cerebro en clases o en el trabajo, se encuentra muy influenciado por los alimentos que consumas durante el desayuno.

Tras el pasar de los días, la importancia del desayuno cobra más fuerza en la sociedad y en la comunidad científica, por ello hemos creado una lista con los mejores alimentos para que comiences tu día.

Por: Nutrición Sin Más

 

1. Café

La cafeína es el principal componente del café, ingrediente activo muy estudiado por los especialistas y sobre el que se han logrado confirmar una gran cantidad de beneficios.

Según diversos estudios, el consumo de 40 mg a 400 mg de cafeína diariamente podría mejorar el estado anímico, aumentar el estado de alerta, reducir la sensación de cansancio y mejorar la memoria entre varios aspectos.

Del mismo modo, el consumo de café quema grasas.

2. Huevos

De todas las opciones de las que podemos disponer para el desayuno, el huevo podría ser la opción más beneficiosa y saludable.

Los huevos tienen proteínas de excelente calidad en grandes cantidades, e igualmente aportan otros nutrientes que colaboran con la regulación del colesterol, mejoras del funcionamiento cerebral y la prevención de enfermedades oculares entre otras.

Lo mejor de esto, es que su consumo durante el desayuno, te otorga brindará beneficios increíbles: reducción del apetito, pérdida de peso, quema de la grasa abdominal y de la grasa corporal.

3. Frutos secos

El consumo frecuente de frutos secos, disminuye el riesgo de padecer diabetes y varios tipos de enfermedades cardiacas.

Los frutos secos se destacan por su elevado contenido de grasas saludables, fibra, proteínas e igualmente son ricos en manganeso, vitamina E y magnesio.

Existe evidencia científica que el consumo de algunos frutos secos, la almendra por ejemplo, incrementa hasta en 62 % la pérdida de peso.

4. Semillas de lino

Las semillas de lino deben formar parte de cada desayuno, ya que tienen un increíble valor nutricional que las convierte en un alimento ideal para la salud de nuestro organismo.

Para que entiendas mejor lo descrito, cada 100 g de semillas de lino contienen hasta 44 veces la dosis de omega 3 que se recomienda por día, e igualmente podrás conseguir la dosis completa de fibra, vitamina B1 y magnesio.

Otros tipos de minerales como el cobre, el fósforo y la proteína entre otros, se encuentra de la misma forma en grandes cantidades en la linaza, la cual es una denominación alternativa para este tipo de semillas.

Igualmente, consumir de 10 g a 20 g de semillas de lino molida, reduce hasta en 20 % la glucosa en la sangre mientras que en ayunas y al consumir 30 g, puede reducir en 15 % el colesterol LDL.

5. Yogur

Otra manera de desayunar saludablemente es consumir yogur, preferiblemente yogur entero y no pasteurizado, dicho de otro modo aquel que conserve el contenido graso que originalmente tiene.

Los yogures son una buena fuente de calcio, grasas saturadas saludables, fósforo y proteína, además de tener una cantidad de bacterias benignas con muchos beneficios para la salud.

Consumir yogur como desayuno de bacterias combatirá los problemas relacionados con el aparato digestivo, combatirá las infecciones bacterianas y aumentará las defensas del sistema inmunológico.

Su alto contenido de proteína favorecerá de igual forma la pérdida de peso: reducirá el apetito y fomentará igualmente un consumo menor de calorías.

6. Avena

Haz a un lado los cereales típicos de desayuno que consigas cargados de azúcar refinado además de otros ingredientes igualmente perjudiciales, ¡apúntate a la avena!

La avena es un cereal integral que te permite consumir una gran variedad de formas, además de tener un poco de cada nutriente para tu cuerpo. Contienen hierro, manganeso, magnesio, fósforo, fibra, proteína y hasta omega 3.

Es un alimento ideal para la regulación de la glucosa y del colesterol, y muy beneficioso para las mujeres embarazadas, ya que disminuye el riesgo de parto prematuro y preeclampsia.

7. Fruta

La frecuente ingesta de fruta te garantiza altas dosis de minerales, vitaminas y fibra que no deben faltar en tu día a día.

Desayuna una porción de fruta, la que te guste más y tu organismo recuperará la salud paulatinamente.

Por cierto, preferiblemente come la pieza de fruta y no su zumo, ya que los beneficios que conseguirás serán muchos más.

8. Chía

Las semillas de chía son una fuente vegetal muy rica en ácidos grasos omega 3, fibra y nutrientes esenciales.

Su consumo se relaciona con un riesgo menor de enfermedades cardiacas, depresión y demencia gracias a su contenido de omega 3.

Igualmente, se ha comprobado que el consumo de semillas de chía reduce la glucosa, la tensión y el apetito, impresionante ¿no lo crees así?

 

¡Ya no tienes excusa alguna para no desayunar o comer lo primero que se te atraviese en la cocina! A partir de este momento, tus desayunos serán muy saludables, ricos y te harán vivir más y disfrutar la vida.