7 consejos para combatir el estrés de forma natural

7 consejos para combatir el estrés de forma natural

El día a día puede llevarnos a situaciones de estrés muy diversas que, con el tiempo, pueden hacer mella en nuestro organismo. En este sentido, la nutricionista de Abundance & Health y Altrient C, Susie Perry Debice, revela algunos consejos para combatirlo.

El estrés puede manifestarse en distintas formas: mental, emocional, físico, químico y psicológico. Sin embargo, el modo en el que responde nuestro cuerpo no ha evolucionado mucho y todavía provoca la misma respuesta fisiológica que la que afectaba al hombre de las cavernas cuando se enfrentaba a una situación de vida o muerte: luchar o huir.

 

1. Preparado para la acción

Para dar lugar a una respuesta de lucha o huida, las glándulas de adrenalina producen un número de hormonas entre las que se incluyen los cortisoles, la adrenalina y la aldosterona. Estas hormonas activan directamente los pulmones, los ojos y el cerebro, y están diseñadas para bombear azúcar y oxígeno en el torrente sanguíneo y generar movimiento en los músculos de manera que estén preparados para la lucha o huida.

Cuando estas hormonas están a niveles muy altos durante demasiado tiempo comienzan a aparecer los síntomas propios del estrés como la presión arterial alta, la fatiga, problemas del sueño, ansiedad, depresión, palpitaciones, problemas digestivos, infecciones frecuentes y dolores de cabeza.

En el momento en el que se empieza a detectar que el estrés se está apoderando de uno es importante recurrir a herramientas naturales que nos ayuden a relajarnos.

 

2. Rescata la vitamina C

Las glándulas suprarrenales tienden a quemarse gracias a una gran cantidad de vitamina C, magnesio y vitaminas del grupo B durante el proceso en que se producen las hormonas del estrés. Distintos estudios demuestran que las personas con niveles bajos de vitamina C son incapaces de responder al estrés adecuadamente, ya que su organismo hace que las hormonas del estrés crezcan. De hecho, aquellos estudios que han incorporado a personas que toman suplementos de vitamina C han revelado que esta vitamina ayuda a amortiguar el estrés facilitando la regulación de los niveles de cortisol y adrenalina. Para una dosis diaria de vitamina C de alta calidad, Sussie, recomienda un suplemento como Altrient C porque contiene una tasa de absorción del 98 por ciento, lo que permite aprovechar al máximo los beneficios y empezar a luchar contra el estrés de una forma efectiva.

 

3. Dieta y estilo de vida

Tomar un suplemento nutricional que ayude a prevenir las deficiencias que se puedan producir supone resolver la mitad del proceso. Asegurarse de cambiar la dieta y el estilo de vida es la otra mitad. Por eso, iniciar el día recargando vitaminas mediante un batido a base de yogur probiótico, leche de almendras y bayas congeladas es el primer paso. Asimismo, se recomienda una alta ingesta de magnesio a través de verduras de hoja verde durante la cena, y nueces y semillas a lo largo del día como snack. Por otra parte, se recomienda intercambiar los blancos “carbohidratos refinados como el pan blanco, el arroz o la pasta” por sus versiones integrales para asegurar que la vitamina B esté presente en las comidas.

 

4. Contacto con la luz del día

Una hormona que ayuda a evitar el estrés y que nos permite estar relajados, felices y alegres es la serotonina (la hormona de la felicidad) y existe una relación directa entre la capacidad del cuerpo para producir la serotonina con una mayor exposición a la luz del día. Este vínculo es tan fuerte que durante los meses de invierno, cuando las horas de luz son limitadas, algunas personas experimentan lo que se conoce como trastorno afectivo estacional (SAD), un tipo de depresión causada por niveles bajos de serotonina. Por eso, Susie Perry recomienda tener contacto con la luz natural lo máximo posible durante los meses más difíciles y sugiere dar un paseo corto, a la hora del almuerzo, ya que puede ser de gran ayuda.

 

5. Los alimentos para el estado de ánimo

Existen varios alimentos que contienen un tipo de proteína especial llamada triptófano y que el cuerpo utiliza para producir serotonina. Entre estos alimentos se incluyen el pavo, el pollo, el pescado, el aguacate, los plátanos, el queso, las nueces, las pipas y el arroz integral.  Por eso, es importante encontrar la forma de incorporar estos alimentos en la dieta diaria.

 

6. Nada de comida basura

Tomar alimentos que ayuden a nuestro estado nutricional es un paso en la dirección correcta y  prescindir de la comida basura, así como evitar el consumo de alcohol, azúcar, cafeína y alimentos procesados con el fin de poner en orden en nuestra dieta, mejorará  nuestro bienestar y vitalidad.

Cambia la barritas de chocolate, pasteles y galletas por fruta fresca o frutos secos. De esta forma podrás cubrir la necesidad de consumir dulces dando mayor prioridad a la fibra, que es ideal para tu cuerpo.

 

7. Echa una cabezadita de vez en cuando

Un periodo prolongado de estrés suele ir a acompañado de un patrón de sueño interrumpido y eso acrecenta el problema dando lugar a no poder enfrentar correctamente situaciones de estrés emocional o relaciones difíciles. Por eso, es clave dormir las horas necesarias e invitar al cuerpo a una rutina de sueño a través de baños de aceite, leer un libro o evitar el contacto con cualquier aparato electrónico. Cuanto más descansado se encuentre uno más capaz será de hacer frente a los retos del día siguiente.