¿Se puede ser vegetariano y deportista de élite?

¿Se puede ser vegetariano y deportista de élite?

Hoy en día, tenemos muchísima información, así como los testimonios de atletas, para afirmar las ventajas de las dietas basadas en vegetales. Dave Scott, considerado como el mejor triatleta del mundo, es un licenciado en fisiología del ejercicio. Según sus propias palabras, es un "error ridículo" pensar que los atletas necesitan proteínas animales.

Hace varios años Leroy Burrell y Carl Lewis (ambos eran vegetarianos), cambiaron títulos cuando estaban considerados como los corredores más rápidos del mundo, por méritos propios.


Leroy Russel Burrell estableció el récord mundial dos veces en los 100 metros lisos, colocando un tiempo de 9,90 segundos en junio de 1991. Este récord fue roto por Carl Lewis en un mes. Su segundo récord fue en 1994, siendo de 9.85 segundos y no fue superado hasta los Olimpiadas de Atlanta 1996, cuando Donovan Bailey corrió la prueba en 9,84 segundos.


Lewis dejó la carne y todos los productos de origen animal en 1990, cuando ya era un atleta famoso. En 1991 participó en el Campeonato Mundial de Atletismo de Tokio (Japón): rompió el récord mundial en los 100 metros y se convirtió en el primer hombre en bajar de los 9.9 segundos, con una marca de 9.86. En esa ocasión también ganó la medalla de oro en 4×100 y la de plata en salto de longitud.  Al año siguiente, en los Juegos Olímpicos de Barcelona, ganó dos oros: en salto de longitud y en 4×100. Fue quizás su mejor momento, y él atribuyó estos logros a su radical cambio de dieta.


¿Lewis tomaba suplementos? Probablemente sí, como todo deportista de élite. De hecho, lo más seguro es que haya empezado a tomarlos mucho antes de hacerse vegano, debido a las exigencias físicas que tienen los atletas de su tipo. 
 
Tanto si eres un atleta de categoría mundial, de fin de semana, o simplemente un practicante recreacional, ahora sabemos que puedes alcanzar tus objetivos de rendimiento y mejorar tu salud comiendo una dieta basada en vegetales que satisfaga tus necesidades energéticas.