El masaje deportivo para la recuperación muscular ¿Mito o realidad?

El masaje deportivo para la recuperación muscular ¿Mito o realidad?

Tras el  ejercicio intenso se produce un daño muscular que provoca pérdida de fuerza, dolor y congestión muscular, también las populares agujetas.

La creencia de que el masaje acelera la recuperación está ampliamente extendida, prueba de ello es la cantidad de participantes que hacen cola a la espera de un masaje tras una carrera popular o un triatlón. No solo los corredores populares están convencidos de que el masaje acelera la recuperación muscular, también entrenadores y fisioterapeutas con frecuencia lo recomiendan como parte del entrenamiento.

Lance G. Dawson, Kimberly A. Dawson y Peter M Tiidus del departamento de kinesiología y educación física de la Universidad Wilfrid Laurier en Ontario, Canadá, evaluaron la influencia del masaje en la recuperación muscular. 

Los investigadores del estudio, reclutaron a 12 sujetos (8 hombres y 4 mujeres) de entre 24 y 51 años con una media de edad de 35 años que participaron en la media maratón de St John´s Ambulance Marathon. Los sujetos del estudio llevaban unos 5 años y medio corriendo con regularidad (65 meses de media) y casi todos (el 80% de ellos) había participado previamente en carreras populares de 10 Km, medias maratones y maratones. Antes de la prueba, para prepararla,  entrenaron  una media de 25 a 45 Km semanales.

El 58% de los sujetos jamás se había sometido a un masaje deportivo y ninguno de ellos tomaba antiinflamatorios, pero todos ellos afirmaban que estiraban y se ponían frío en las piernas con la idea de acelerar la recuperación muscular tras los entrenamientos.  Como se ve la muestra de corredores populares que participaron en el estudio refleja lo que suele ser el corredor habitual que participa en una media maratón. 

Una vez reclutados los 12 sujetos, los investigadores sometieron a los participantes a un masaje deportivo en los días 1, 4, 8 y 11 post media maratón.

El masaje fue hecho por fisioterapeutas formados y con experiencia en masaje deportivo. Se masajeó sólo una pierna y sirvió para comparar las diferencias entre la pierna masajeada y la no masajeada.  Cada masaje duró 30 minutos en los que se empezaba con 5 minutos de ligera a moderada presión en cuadriceps e isquiotibiales para seguir posteriormente con 15 minutos de masaje profundo y sacudidas musculares y luego 5 minutos de estiramiento pasivo de cuádriceps, isquiotibiales glúteos, piriformes y psoas durante al menos 30 segundos en cada músculo. Después del masaje de piernas se masajeaba la zona lumbar durante 3 minutos y los últimos 2 minutos se hacía masaje suave en dirección a la cadena linfática inguinal.    

Los investigadores midieron una serie de variables previas a la carrera y con cada masaje en los días 1, 4, 8 y 11 después de la media maratón:  

 

• Fuerza: antes de la prueba los participantes realizaron una serie de 3 contracciones de cuadriceps e isquiotibiales y se midió la fuerza máxima que podía hacer cada participante con los cuádriceps y con los isquiotibiales. Recordamos que una lesión en el sarcolema o sarcómeros tienen como resultado una pérdida de fuerza. Los investigadores midieron la fuerza máxima en los días  1, 4, 8 y 11 post media maratón para determinar de forma indirecta si había o no lesión y si había recuperación muscular. 

Circunferencia muscular: Los investigadores midieron la circunferencia del muslo 15 cm por encima de la rótula. Un aumento del tamaño muscular es una medida indirecta de daño muscular. 

Dolor muscular: Se le preguntó a cada participante antes de cada masaje si sentían dolor muscular en las piernas. Cada participante tenía que indicar en una escala del 1 al 7 la intensidad del dolor,  siendo el 1 nada de dolor y 7 dolor inaguantable, y dónde sentían dolor. Después del masaje también se les preguntó sobre el dolor muscular percibido. 

 

En resumen, antes de la carrera y en los días 1,4, 8 y 11 post carrera se midió la fuerza muscular máxima, la circunferencia del muslo, el dolor muscular y se hizo masaje en una sola pierna (la otra pierna sólo sirvió para comparar las diferencias). 

Al finalizar el estudio se vio que el primer día posterior a la media maratón se reducía la fuerza máxima de cuadriceps e isquiotibales, se incrementaba el diámetro del muslo y había dolor muscular que reflejaba que había habido daño muscular, pero conforme avanzaban los días había una recuperación muscular demostrada por la recuperación de la fuerza máxima de cuadriceps e isquiotibiales, disminuía la circunferencia del muslo y el dolor muscular percibido también era menor. Sin embargo, no se observaron diferencias que indicaran recuperación muscular en la pierna masajeada respecto a la pierna NO masajeada, pero de los 12 participantes en el estudio, 7 de ellos comentaban que la pierna masajeada la notaban “mas relajada” “menos congestionada”, “diferente, sobre todo cuando bajo escaleras” “mejor” o “menos pesada al correr”.

Se podría llegar a la conclusión de que el masaje no acelera la recuperación muscular en términos objetivos pero sí que da una sensación subjetiva de mejoría

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS