El flato, la diarrea o las ganas de vomitar mientras corres. Consejos y prevención

El flato, la diarrea o las ganas de vomitar mientras corres. Consejos y prevención

La práctica del running frecuentemente induce una serie de cambios fisiológicos que afectan al aparato digestivo.  Con el ejerció físico se modifica la actividad del sistema nervioso intestinal,  la acción de hormonas que actúan a nivel intestinal, el flujo sanguíneo de los intestinos, la motilidad y secreción intestinal y la absorción de nutrientes y electrolitos. No es infrecuente que los Runners refieran síntomas gastrointestinales durante los entrenamientos o competiciones.

Saber prevenir las nauseas, vómitos o diarrea que aparece con la practica del running, evitará que echemos a perder algún entrenamiento y ayudará a que un “imprevisto gastrointestinal” nos impida obtener los resultados esperados en una competición pero sobre todo evitará que el running sea molesto o incómodo. 
 
Los problemas gastrointestinales afectan entre el 20 y el 70% de los corredores, esto es entre 1 y 3 de cada 5 corredores  refieren molestias gastrointestinales durante el running. Los problemas gastrointestinales son problemas muy típicos de los runners, de hecho no se observan en los ciclistas,  y los triatletas que los padecen los padecen, los refieren unicamente en el segmento de carrera. Según los estudios, las molestias gastrointestinales son más frecuentes en:  


    1.    Corredores de larga distancia.
    2.    Corredores jóvenes.
    3.    Mujeres runners. 
    4.    Corredores que no se hidratan y han perdido más del 4% del peso corporal durante la carrera.  
    5.    Corredores que comieron antes de las 2 o 3 horas previas al entrenamiento o competición.  


Parece obvio pensar que como no podemos cambiar de edad ni de sexo, para evitar molestias gastrointestinales durante el running habremos de evitar comidas en las 2 o 3 horas previas al entrenamiento y habremos de asegurarnos de ir bien hidratados. 
 
FLATO: El flato, dolor que se refiere como una punzada en la barriga mientras corremos, afecta entre el 60% y el 70% de los corredores. El origen del flato no está claro. Hay 2 teorias principales o bien la  falta de flujo sanguíneo del diafragma es el responsable del flato, o bien, lo que duele es el resultado del el  stress sufrido por el traqueteo de la carrera de los ligamentos que anclan las vísceras al diafragma. 
Para prevenir el flato lo mejor es evitar comidas grasas o muy calóricas en las 3 horas previas al running. Una vez que aparece el flato, podemos intentar respirar profundamente por la boca con los labios cerrados y apretados de forma que apenas pueda pasar el aire, y a la vez encorvamos ligeramente el tronco contrayendo la musculatura abdominal. Si esto no funciona, el flato desaparece si bajamos la intensidad del ejercicio.

   
REFLUJO GASTROESOFAGICO (RGE): el RGE es una quemazón en el pecho o regurgitaciones que refieren entre el 10 y el 17% de los runners mientras corren. El origen del RGE está en que el mayor aporte de sangre y oxigeno a los músculos condiciona un menor aporte de sangre al esófago y estomago, con lo cual el esófago y estomago se relajan y el contenido gástrico no avanza por el tubo digestivo hacia los intestinos. El el traqueteo de la carrera hace subir y bajar los acidos gastricos por el esofago. 
Si eres del 10%-17% de los corredores que tienen ardores o regurgitan cuando corren habrás de evitar comer 2 o 3 horas antes de correr. Si a pesar de eso sigues teniendo ardores, consulta a tu medico por si considera que necesitaras tratamiento farmacológico.
 
NAUSEAS Y VOMITOS: Las nauseas ocurren en el 6%-26% de los corredores de larga distancia. Los vómitos afectan solo al 6% de los runners. EL origen de las nauseas y vómitos es similar al RGE: el ejercicio conlleva mayor flujo sanguíneo a los músculos y menor flujo sanguíneo a esófago y estomago, con lo cual, el esófago y estomago se dilatan y el contenido gástrico sube y baja con el traqueteo de la carrera. 
Si cuando corremos empezamos a vomitar, lo más sensato es parar de correr, no solo porque es incomodo, si no porque los vómitos continuados y la perdida de líquidos por el sudor pueden precipitar una deshidratación. Para prevenir las nauseas y los vómitos habremos de hacer la ultima comida 2 o 3 horas antes de correr. 
 
DIARREA: La diarrea durante la carrera afecta al 14-38% de los corredores de larga distancia, la urgencia defecatoria al 24-54% de los corredores de larga distancia y (menos frecuente pero más incomoda) sólo afecta al 4% de los corredores. 
Tanto la diarrea como la urgencia defecatoria o la incontinencia fecal durante el ejercicio se debe a que durante el ejercicio el intestino segrega sustancias (VIP –péptido intestinal vaso activo- y prostaglandinas) que favorece la secreción de líquidos al interior del intestino, y además, ocurre una serie de cambios en la inervación de colon e intestinos que favorece un aumento en la motilidad intestinal y colonita.
Para prevenir  la diarrea, la urgencia defecatoria o la incontinencia fecal se ha de evitar comidas grasas, calóricas o de índice glucemico alto en las 3 horas previas al ejercicio. El uso de antidiarreicos ha de ser cauto y siempre bajo consejo medico. 
 
Los síntomas gastrointestinales son muy típicos del corredor de larga distancia y prevenibles si evitamos comer en las 2 o 3 horas previas al running, pero si persiste a pesar de espaciar la comida con el running sigues teniendo ardores o diarrea cuando corres, quizá tu medico pueda ayudarte con tratamiento farmacológico adecuado.
 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS