5 hábitos para que un runner conserve la motivación

5 hábitos para que un runner conserve la motivación

Para ser una persona positiva y feliz es indispensable conservar la motivación, así como también es imprescindible para obtener diversos logros en la vida. Sin embargo, en la vida de un corredor la motivación es uno de los factores que más importancia posee.

Para los runners esto es imprescindible ya que se poseen muchos requerimientos, tales como, tener el peso idea, superarse ellos mismos en cada competición y entrenamiento, disminuir los tiempos, correr cada día mayor número de kilómetros, entre otros retos que sólo podrían lograrse si se cuenta con la suficiente motivación

Aunque algunas veces los corredores puedan sentir mucha motivación, en otras ocasiones pueden sentir que esta se va reduciendo a medida que transcurre el tiempo. Por ello, es necesario plantearse unos cuantos hábitos que son necesarios para poder continuar superando la marca.

Por ello, te contaremos sobre una serie de hábitos para conservar la motivación, sin embargo, vale acotar que la motivación guarda un vínculo con el interés y la voluntad, ya que cuando se trata de motivación se encuentra relacionado a ella el logro de los objetivos propuestos.

Cuando una persona empieza a incursionar en el running prontamente nota que el inicio no es fácil, por lo que se necesita contar con suficiente motivación para hacer frente a ese duro comienzo.

Es importante también conocer el motivo por el cual se corre. Por ejemplo, algunas personas lo hacen para mantenerse en forma, otros para tener bienestar, cuidar su corazón, entre otras razones saludables.

Sin importar el propósito por el cual se empiece a correr, es un deber para todo runner conservar la motivación desde el inicio, sólo de esta manera podrá contar con suficiente energía y la disciplina requerida para vivir con hábitos saludables.

Sea cual sea el motivo para comenzar, convertirse en un corredor motivado desde el principio es un “must” para hacer las cosas bien, con energía y basándonos en una serie de hábitos que nos llevarán a lo más alto si persistimos y entrenamos de manera regular.

 

1. Empezar temprano

Este momento es el preferido por muchos corredores. Mientras otras personas descansan o no se han preparado para sus labores diarias, los corredores ya se encuentran corriendo, hasta que esto se convierte en un hábito lleno de serenidad, que además ayuda a segregar endorfinas, es decir, aquellas sustancias que hacen posible que nos sintamos bien. Luego de ello, se incorporan a su rutina laboral.

Para empezar con este hábito es necesaria la motivación, por el simple hecho de salir de cama temprano para empezar a correr kilómetros, a cambio de una sensación inigualable.

Una sugerencia es que desde la noche prepares tus zapatillas y tu ropa, programes la alarma y despiertes motivado y enérgico.

 

2. Realizar entrenamientos de fuerza

Ya que estos contribuyen a que los corredores aumenten su eficiencia, así como también posible que estos logren disminuir el tiempo al momento de realizar una competición.

Una recomendación es crear un programa en el cual se incluyan el entrenamiento usual, así como el entrenamiento de fuerza. Sin embargo, también puede ser necesario buscar ayuda de un experto para que le indique al corredor una tabla en la cual los ejercicios sean acordes a los objetivos que se deseen lograr y la forma en la cual se encuentra.

Un corredor también puede ayudarse practicando BodyPump o asistiendo a clases de Pilates, además de incorporar a su rutina una serie de abdominales y flexiones, en la medida de lo posible.

 

3. Evitar los pretextos

Tales como decir que se deben cumplir con horas adicionales laborales, acudir con el hijo a clases de pintura, realizar diligencias, entre otros pretextos, puesto que, tan pronto se ha formado el hábito no existe ninguna excusa para evitar entrenar.

Esto ocurre porque al correr este hábito se incorpora a la vida del runner. También existen otras actividades que pueden ser complementarias y de gran provecho para los corredores, tales como la natación o el ciclismo, de esta forma es posible entrenar sin sentir aburrimiento.

 

4. Alimentarse de la forma correcta

Basados en una dieta balanceada, que incorpore pocas calorías, así como las grasas, y guardando preferencia por las frutas y legumbres. Lo importante es llenar la nevera de alimentos que realmente le apetezcan al corredor y que se encuentren dentro de la serie de alimentos saludables.

 

5. Realizar calentamientos

Bien sea antes de entrenar, o de correr, ya que esto es muy importante tanto para los músculos como para reducir la posibilidad de sufrir lesiones.

Del mismo modo, también es importante incorporar los estiramientos una vez que se ha terminado el entrenamiento, de esta forma los músculos pueden volver a su posición usual.

 

Finalmente, también existen otros hábitos que los corredores pueden emplear para sentir motivación, tal como descansar bien, dormir el tiempo necesario –usualmente de ocho horas-, y sobre todo, mantener una actitud positiva.

Pues, más que cumplir con un objetivo, la vida de un runner está basada en un estilo de vida, que se sustenta en el compromiso y el disfrute de la actividad que realizan.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS