10 tips 'Be Runner My Friend' para correr bajo la lluvia

10 tips 'Be Runner My Friend' para correr bajo la lluvia

Suena el despertador, 8 am, abres un ojo mientras oyes golpear las gotas de lluvia contra el cristal, te das la vuelta, la sábana al cuello… “y hoy tenía planeado salir a correr" murmuras mientras las excusas se adueñan de ti.

En Be Runner My Friend tenemos una buena noticia, ¡La lluvia no es nociva! Ni corrosiva, ni perjudicial para tu salud. La excusa más utilizada de todos los tiempos para acallar nuestro sentimiento de culpabilidad al vernos azotados por la pereza, acaba de ser desmantelada y ha pasado a la historia. Y es que salir a correr bajo la lluvia no debería ser un problema, sino una experiencia… sobre todo para quienes la vemos muy de vez en cuando.

Una vez desmontados todas tus excusas una perezosa mañana de otoño, queremos enseñarte a disfrutar del “Running in the rain”. Aquí van unos consejos para correr bajo la lluvia:

 

1.¡Te vas a mojar!. Disfruta de la lluvia.  Este es el primer hecho que tienes que aceptar, porque intentar mantenernos secos en estas circunstancias es completamente inútil, pero en caso de que haga frío debemos conservar el calor y evitar una posible hipotermia. Las piernas, la parte del cuerpo más importante del corredor, también deben mantenerse calientes, utiliza medias e incluso combínalas con un pantalón impermeable, aunque puede que el sonido de su roce te haga perder un poco los nervios. Disfruta de la lluvia y saca el niño que llevas dentro, mójate y sáltate las normas, recuerda lo bien que lo pasabas cuando eras pequeño y la lluvia te mojaba, los runners tenemos esa capacidad de disfrutar de las pequeñas cosas. 

 

2.Utiliza gorra con visera,  que mantenga la lluvia fuera del rostro y te ayude a protegerte del viento. Es especialmente importante para aquellas personajes que utilicen gafas y puedan ver mermada su visibilidad, en este caso también les recomendamos utilizar guantes que permitan limpiar el cristal si fuera preciso

 

3.Como una cebolla, es decir, a capas. En caso de que el día fuera frío se aconseja superponer varias capas. La capa más importante es aquella que está en contacto directo con el cuerpo, debe ser ajustada y de un tejido técnico como el polipropileno o Coolmax (tejido sintético), que absorba la humedad y transpire. Por otro lado, la capa externa debe ser una chaqueta o cortavientos resistentes al  agua pero que transpiren. Las prendas de algodón deben evitarse, ya que absorben la humedad y al empaparse se adhieren a la piel, rozan y suponen un peso añadido. 

 

4.Rutina de calentamiento en interior, si fuera posible, es fundamental mantener nuestro cuerpo en caliente el mayor tiempo posible, para que el cambio de temperatura y condiciones lo experimentemos directamente cuando vamos a poner a nuestro organismo a rodar. Si ya esta lloviendo antes de empezar a correr has de salir con el cuerpo caliente, trata de calentar en seco  y luego disfruta de correr bajo la lluvia.  Si la lluvia te sorprende cuando ya estás corriendo, adelante, tu cuerpo ya está caliente y ya no puede pararte ni la lluvia. 

 

5.Hidratación. No te olvides de la hidratación, al estar en contacto con la lluvia y a bajas temperaturas tanto la sensación de sed  como de sudoración, gracias a los tejidos transpirables, es menor. Sin embargo esto no excluye el riesgo de deshidratación.

 

6.Vigila tus pasos y adaptate a la lluvia. Durante el entrenamiento es preciso cuidar especialmente dónde pisamos, ya que hojas o charcos pueden ocultar baches y huecos en el terreno. Has de prestar especial atención si vas a hacer series o entrenamiento de intensidad con lluvia, el barro o el suelo mojado en los entrenamientos de intensidad te hace más vulnerable a caídas y resbalones. En días de lluvia intensa o con el suelo muy mojado a lo más sensato puede ser sustituir el entrenamiento de intensidad por un rodaje. Por otro lado, asegúrate de prestar atención a todo lo que hay a tu alrededor, en el caso de conductores de vehículos y ciclistas, es preciso tomar en cuenta que tanto la visibilidad como el control suele ser menor con este clima.

 

7.Mantente visible. Utiliza un chaleco, prendas o parches reflectantes. Opta por prendas de colores brillantes. Ten en cuenta que en ocasiones un pequeño destello u ojeada es lo que advierte a conductores y ciclistas de nuestra presencia. También existen mini luces estroboscópicas portátiles (batería) que ayudan a la hora de alertar a los conductores.

 

8.Prevención de irritaciones, el agua ablanda los tejidos y puede ser el causante de ampollas o rozadoras en zonas sensibles. Además el agua hace que la ropa pese más y por consiguiente la convierte en fuente de irritaciones. Protege de forma meticulosa, mediante la aplicación de vaselina o algún protector antes de empezar el entrenamiento, aquellas zonas que suelen estar más expuestas a las rozaduras. Las zonas más comunes son los pies, muslos internos, axilas, líneas sujetador deportivo (mujeres), y los pezones (hombres).

 

9.Seca las zapatillas. Una vez terminado el entrenamiento es fundamental quitarse la ropa lo antes posible, evita que tu piel esté expuesta a la humedad durante mucho tiempo. Respecto a las zapatillas se aconseja quitar la plantilla al calzado, para que se sequen por separado y rellenarla con papel de periódico para acelerar el secado. Ten en cuenta que la acumulación de humedad puede provocar deformaciones en la zapatilla, así como la aparición de olores realmente desagradables.

 

10.¡Sentido Común! Adapta tu ritmo a las condiciones, en estas circunstancias los tiempos o el ritmo no deben ser de gran importancia, sino que es preciso adaptarnos a la climatología, estar relajado e incluso, si fuera preciso, acortar la zancada.

 

Simplemente corre, disfruta del olor y el sonido de la lluvia al caer mientras vigilas tus pasos… deja que lo que pensabas un obstáculo se convierta en una oportunidad, piensa que cuando corrías en verano llegabas a casa mojado de sudor, ahora llegas a casa mojado de lluvia y no va a pasarte nada. Be Runner My Friend… Incluso bajo la lluvia.

 

María Huertas Ferrer. Periodista por vocación y runner por pasión

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS